Como administradores de fincas en Madrid centro de referencia desde hace años, nos gustaría aprovechar las siguientes líneas para hablarte brevemente sobre la historia de esta profesión. ¿Preparado para conocerla?

En el siglo XIX ya encontramos antecedentes de este oficio. En aquellos años, los Administradores de Fincas actuaban bajo el nombre de procuradores. Entre sus cometidos, destacaba la vigilancia y la realización de las gestiones necesarias para el cuidado y mantenimiento de las fincas. También se encargaban de formalizar los contratos de alquiler y efectuar el cobro de las rentas.

La figura del administrador de fincas, tal y como la entendemos en la actualidad, se cree que nació en Barcelona en 1936, gracias a la aprobación, por parte del presidente de la Generalitat de Cataluña, de los Estatutos de la Asociación de Administradores de Fincas de Barcelona. Sin embargo, el funcionamiento de dicha organización quedó interrumpido al estallar la Guerra Civil.

Como administradores de fincas en Madrid centro de gran prestigio, queremos explicarte que estos profesionales volvieron a agruparse durante la posguerra en pequeñas asociaciones locales con la finalidad de defender a los asociados.

Más tarde, en abril de 1968, se fundó ya como una corporación de carácter profesional el Colegio Nacional Sindical de Administradores de Fincas de España. Este gozaba de plena capacidad jurídica para el cumplimiento de sus fines y el ejercicio de sus facultades. Además, disfrutaba, a efectos civiles y administrativos, del rango y privilegio de las corporaciones de Derecho Público.

No dudes en contactar pronto con Administraciones Vadillo, S.L.