Como administradores de fincas en Madrid Centro queremos dedicar esta nueva entrada del blog a ver cuáles son las funciones que asume un propietario cuando, tras la votación de rigor, se convierte en presidente de su comunidad de vecinos.


Insistimos en que es un cargo que se elige por votación aunque también puede ser rotativo o asignarse mediante sorteo. El mandato dura sobre un año aunque, alegando razones de fuerza mayor, se puede presentar la dimisión para convocar después una junta extraordinaria y elegir al sucesor o sucesora. En Administraciones Vadillo, S.L. te recordamos que la figura de la presidencia de la comunidad tiene mucho calado. De hecho, desempeña un papel fundamental en calidad de representante de los demás propietarios. Entre las tareas a asumir figura la de llamar al servicio técnico en caso de escape de gas, firmar el contrato con el seguro o representar a la comunidad en un hipotético juicio. 


Además de todo eso, el presidente convoca y preside las juntas de propietarios y rubrica las actas donde consta todo lo que se habla y se acuerda. Como administradores de fincas en Madrid Centro te recordamos también que el presidente no goza de poder de decisión unilateral. De hecho, todo tiene que votarse en junta de propietarios. En su papel de representante, también se encarga de pedir presupuestos ante la necesidad de acometer obras en la comunidad o cuando se busque contratar un servicio de limpieza para el portal o el garaje. Atenderá además los problemas que puedan darse entre vecinos.