Los administradores de fincas en Alcobendas tienen obligaciones muy relevantes en la gestión de una comunidad de vecinos. Y si bien la ley no exige la contratación de este profesional, el que haya una persona ajena a la comunidad encargada de la gestión y administración de las tareas de una finca y de mediar entre los vecinos, es una medida muy inteligente. 

Las obligaciones establecidas por la normativa para el administrador varían según la finca sea de arrendatarios o propietarios. En el primer caso, las funciones más importantes del profesional están vinculadas con la selección de los arrendatarios, el cobro de la renta, el pago de gastos e impuestos, la atención de las obras de reparación y mejora, el asesoramiento sobre cuestiones relacionadas con el alquiler y la gestión de morosos. 

En el caso de las fincas de propiedad, desde Administraciones Vadillo, S.L. nos comentan que sus obligaciones más relevantes son velar por el buen estado de las instalaciones y servicios, preparar el plan de gastos e ingresos, ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras, asesorar a los vecinos, controlar proveedores, actuar como secretario de Junta cuando así se determine y mediar entre los vecinos.

Una de las funciones más habituales de los administradores de fincas en Alcobendas es actuar como Secretario de la Comunidad. En estos casos no solo debe convocar y asistir a la Junta que habitualmente se desarrolla bajo su dirección sino que además debe redactar el acta de la misma y practicar las notificaciones que procedan.

Por último, destacar que estos profesionales son los encargados de dar los partes de siniestros a las aseguradoras, llevar la contabilidad de la Comunidad y cumplir con las obligaciones que le incumben al inmueble, así como solicitar las ayudas y subvenciones que correspondan.