Las comunidades de vecinos tienen que afrontar muchos gastos. Aunque no es lo mismo contar con un portero que no tener portero físico, o piscina, etc. Pero lo cierto es que hay costes derivados de la luz y el agua, por citar solo dos, que implican un importante gasto a lo largo del año. Por eso, si un vecino decide no pagar las cuotas puede suponer un problema para el resto de propietarios. Para evitar estas situaciones resulta muy útil la labor que realizan los administradores de fincas y en Alcobendas nuestro despacho puede echarte una mano.

Una vez que hayamos detectado que un vecino no está pagando las cuotas es importante ponerse en contacto. Esa debe ser la primera decisión, notificarle la cuota o las cuotas pendientes. El impago puede deberse a un descuido u otra causa puntual.

Si no hay ninguna respuesta a las solicitudes es necesario enviar una comunicación certificada, o un burofax. En esa comunicación oficial se puede advertir de actuaciones por parte de la comunidad si no liquida su deuda.

En el caso de que no haya respuesta habrá que llevar el asunto a la junta de vecinos y tomar una decisión, que se deberá trasladar al vecino moroso.

Ante la ausencia de respuesta habrá que acudir a un abogado con el expediente en cuestión para que interponga un proceso monitorio en el juzgado.

En caso de que tengas algún problema con vecinos morosos en tu comunidad de propietarios, te aconsejamos que acudas a nuestro despacho. Los profesionales de Administraciones Vadillo, S.L. contamos con amplia experiencia en los casos más complicados.

Si buscas unos buenos administradores de fincas en Alcobendas tan solo tienes que llamarnos.